11 feb. 2013

Algo sobre el Proyecto Anatema

¡Buenos días! Hace ya tiempo anuncié que estaba inmerso en la creación de un juego de rol, Anatema. Por diversas cosas no he podido centrarme mucho en el proyecto, pero creo que por fin dispongo de tiempo para que avance poco a poco.

Y por eso hoy os traigo una pequeña actualización sobre lo que estoy planeando, más concretamente sobre algunas zonas de Penumbra (el continente ficticio donde se ambienta):





Kevandir, las frías tierras del Norte

Se trata del reino situado más al norte de Penumbra. Está regido con puño de hierro por Herseir Farengar. 

El clima extremo de Kevandir, con sus fuertes nevadas y temperaturas bajo cero en la mayor parte del año, hace que sólo los más fuertes sobrevivan para llegar a la adultez; rara es la familia que no ha tenido que enterrar a, al menos, un hijo al poco de nacer. 

Los kevandires son gente alta y musculosa, poco habladora por regla general, y con costumbres que otros reinos tacharían de “bárbaras” (no en su presencia, por el bien de su cabeza, obviamente). 

Kevandir está fragmentado en diferentes territorios ocupados por clanes. Todos y cada uno de ellos está envuelto en pequeñas guerras con otros clanes desde hace siglos, que se cobran decenas de vidas al año. No obstante, los clanes tienen la obligación de servir y obedecer al Harseir Farengar; a cambio el señor de Kevandir hace la vista gorda en esa rencillas familiares en la mayoría de las ocasiones.

A pesar de todo, los clanes son capaces de unirse como uno solo en caso de guerras contra invasores forasteros, como ya se demostró en la “Noche Roja”, donde Kevandir consiguió expulsar a un ejército de mercenarios, posiblemente contratados por el Señor de Nasgorth (aunque no hay pruebas fehacientes de ello...).

Hay cuatro clanes principales:

  • Clan Lobo Gris. Son el clan más antiguo y también el más feroz en batalla. Manejan con bravura el hacha doble y el mandoble, con los que decapitan a sus enemigos con suma facilidad.

  • Clan de la Luna Negra. Enigmáticos y asesinos, este clan gusta de refugiarse en espesos bosques para desde ahí realizar rápidas incursiones a todo aquel que ose acercarse más de la cuenta a sus territorios. Son expertos en la síntesis de venenos, con los que bañan sus armas con mortales resultados.

  • Clan del Hierro (al que pertenece el actual Herseir). Son mineros por antonomasia. Excavan día y noche en la fría roca en busca de metales que luego utilizarán para fabricar armas y comerciar con los otros clanes (en periodos de descanso).

  • Clan del Cuervo Sangriento. Incluso para las duras costumbres de Kevandir, el Clan del Cuervo Sangriento es brutal y sanguinario hasta límites inimaginables. Torturas salvajes y el canibalismo son sólo algunas de las cualidades que hacen famoso al clan.

Nasgorth, el territorio de la bruma

Muchos tiemblan sólo al escuchar el nombre de Nasgorth, y no es para menos. Este reino se ha forjado una muy mala reputación desde hace años, tanta que en reuniones diplomáticas con otros territorios se procura no intercambiar miradas con el Gran Amo Araxiel. 

Nasgorth es una lluviosa región situada al este de Penumbra, rodeada de sistemas montañosos y bosques de árboles muertos. Las nubes grises y negras suelen adornar prácticamente a diario la vida de sus habitantes, por lo que la inmensa mayoría de ellos son de piel inusualmente pálida, con mirada vacía y ojeras pronunciadas que demacran sus ya de por si tristes rostros.

Su gobernante es el autodenominado “Gran Amo” Araxiel, un obeso hombre carente de pelo y de escrúpulos, aficionado a la horca y a los empalamientos, que reina bajo una brutal política del miedo.

Valetaria, el reino central

La línea de sangre Lambert lleva gobernando Valetaria desde hace más de tres siglos, siendo muchos de sus reinados relativamente cortos, destacando el caso del joven rey Lambert V, que fue brutalmente asesinado llevando en el trono algo más de un día. El populacho habla de una maldición en la familia...

Valetaria está situado en el centro del continente, flanqueado por Hiberia, Nasgorth; quedando Carsia al sur, Zildar hacia el sureste y Kevandir al otro lado del mar al norte.

Se trata de un reino fuertemente fortificado, con gruesa y altas murallas en gran parte de sus fronteras e imponentes baluartes en zonas estratégicas. El reino dedica una generosa parte de los fondos a la Academia de Guerra de la capital, donde ingenieros militares trabajan  para mejorar sus ya de por sí inexpugnables defensas.

No obstante, Valetaria confía en tratos comerciales con otros reinos con los que mantiene lazos de relativa paz que en ocasiones parecen pender de un hilo.

...

Estos son sólo algunos de los reinos que conforman el setting de Anatema, de los que ya hablaré más adelante junto con otras muchas novedades ya centradas en la jugabilidad en sí. Hasta entonces podéis comentar lo que os parece hasta ahora.

Un saludo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario