4 feb. 2013

Una pequeña descripción...

   Bueno, antes de nada disculpar la falta de actividad del blog durante estos días, por diversas vicisitudes del destino, no hemos podido publicar, pero pronto volveremos a la carga. Mientras os dejo un fragmento de un relato que estoy escribiendo ambientado en el universo de Avarant. Espero que os guste!


     Tras callejear unos minutos, en los que Layra pudo deleitarse mejor con los “placeres” de la ciudad, llegaron a un edificio delante del cual se detuvo el enano. Tenía dos plantas. La primera, de piedra, se abría a la calle con dos ventanas vidriadas de colores que mostraban escenas agrícolas relacionadas con la elaboración del vino. Una arco cerrado por una recia puerta de madera tachonada con clavos de hierro negro daba acceso al local. A su lado, y colgado de un poste incrustado en la pared, colgaba un cartel de madera en el que había tallado un hombre excesivamente barrigón que alzaba una jarra en alto. Bajo esta imagen un letrero rezaba: “Tom el Gordo”. La segunda planta, entera de madera, sobresalía un poco de la línea de la fachada, y tres ventanas con hojas de madera se abrían a la calle.

   Bräkk empujó la puerta que se abrió suavemente dando acceso a una agradable estancia. Una pequeña sala de forma cuadrada componía toda la planta baja del local, exceptuando las concinas. A la derecha había una pequeña chimenea, que a pesar de sus dimensiones daba a la estancia un clima placentero. A la izquierda unas escaleras daban acceso a la planta superior. Y al fondo se encontraba la barra, de piedra y madera, con un posadero de aspecto bonachón que conversaba con sus clientes. Las mesas del pequeño local, no eran sino barriles rodeados de taburetes altos. La estancia tenía un agradable olor a madera, con un sutil aroma a vino.

-¡Tom, viejo gordo! –exclamó alegremente el enano.
               
-Pero si es, ni más ni menos, que Bräkk “el sin-fondo”, enano cabrón, ya te daba por muerto –contestó alegremente el tabernero, mientras salía de la barra y daba un enérgico apretón de manos al enano- ¿qué ha sido de tu vida desde el torneo?

No hay comentarios:

Publicar un comentario