25 feb. 2013

"2031" - Crónica de Vampiro La Mascarada - Sesiones 1 y 2

    Bueno, aquí va el resumen de nuestras dos primeras sesiones a la crónica de Vampiro La Mascarada "2031". Como ya se dijo, conforme avance la misma iremos publicando nuestras desventuras para que formen parte de la sección "La Fragua de Brögui". Dicho lo cual, comencemos...


    "La luna nueva escondía su rostro tras las tinieblas. En algún lugar de Hungría la manada se preparaba para llevar a cabo el ritual que cada ciclo reforzaba sus lazos de sangre. 

   Paul, el sacerdote de la manada, dirigió al resto hacia una pequeña ermita rural, donde tendría lugar la ceremonia. Gustaban de realizarlo en espacios sagrados, con una ardiente pira en el centro. Un hecho que llevaría a la mayoría de los vástagos al frenesí, pero que servía para endurecer aún más los corazones muertos de los miembros de la manada. 


   Rodrik y Jasmine fueron los primeros en saltar la verja que protegía el recinto, seguidos por Irina. Sigilosos se acercaron hasta la puerta del templo, forzaron la cerradura y entraron. Era un recinto pequeño, una sola nave sostenida por una bóveda de cañón, una hilera de bancos y un nada suntuoso altar sobre el que se alzaba la efigie de Cristo crucificado. 

  Mientras el Tzimisce (Rodrik) y la Lasombra (Jasmine) apilaban los bancos en el centro de la ermita, Irina, la Koldun, con una sádica risa, descolgaba el Cristo y lo lanzaba también al montón. Tras esto, erguida sobre el altar comienza a invocar al fuego para que comenzara a devorar la madera.

  Alertado por el ruido, el cuidador del templo se asoma a ver que está ocurriendo, pero no le da tiempo a descolgar el teléfono para alertar a la policía cuando unas fuertes manos le parten el cuello. Su mujer, con ropa de cama aparece por detrás y emite un agudo grito de terror que pronto es ahogado por los colmillos de Paul.

  Tras esto comienza el ritual, una danza en torno a la hoguera mientras son recitados corruptos versos sagrados. Paul se alza sobre el altar y vierte en un cáliz de plata su sangre seguido después por sus tres compañeros. Después lo consagran a la Bestia y beben cada uno de él dando por concluido el ritual.

  Tras abandonar la ermita que empieza a sucumbir a las llamas, Paul percibe una presencia tras unos arbustos. Una cainita herida espía o se esconde entre la maleza. Se presenta como Judith, Tremere de la Camarilla que ha sido torturada por su príncipe tras beber de su rebaño personal en un momento crítico, y ahora huye de la secta. La cainita tiene graves quemaduras en manos y pies, el ankh del Sabbat marcado al fuego sobre el costado, y diversas heridas por el resto del maltrecho cuerpo, apenas cubierto por una ropa hecha jirones. 

  La manada la rodea dispuesta a destruirla pero Paul los detiene. "Un vampiro nos puede ser útil dadas las circunstancias, hay escasez de peones. Y si resulta inútil siempre podemos divertirnos con ella". Recelosos, especialmente Irina, deciden probarla, para lo que son designados Rodrik y Jasmine.

  Los vástagos la conducen hasta una aldea donde "la dejan hacer". La malherida Tremere sorprende a los veteranos del Sabbat introduciéndose en una casa, asesinando y decapitando a una niña, a la que coloca una cabeza de perro, y después acabando con sus padres. A causa de los disturbios algunos habitantes salen de sus casas a ver que está ocurriendo. Pero un monstruo de sombras (Jasmine) les hace huir de las tinieblas de la noche. Con suficiente acción por esa noche deciden volver al refugio, una mansión en el campo.

  A la noche siguiente Paul recibe con una sonrisa las noticias de la aventura en el pueblo. Y pone una segunda prueba a Judith, doblegar a un  humano a su voluntad. Para llevarla a cabo los vampiros se dirigen hasta un bar de carretera, donde la Tremere seduce a un camarero y lo obliga a desnudarse y bailar delante de los clientes. Parte de los camioneros cargan contra el camarero produciéndose una fuerte pelea. Mientras duran los disturbios, los cainitas abandonan el local. Judith, que ha dominado a uno de los conductores se va con el en el camión para "dar un bocado de media noche". 

   Una silueta aparece en medio de la carretera obligando al conductor a realizar una peligrosa maniobra que acaba con el camión volcado y el conductor muerto. Judith a duras penas consigue salir del amasijo de hierro y cristal para encontrarse con Irina. La Koldun se alza sobre los restos del camión dispuesta a luchar con la Tremere. Tras un intenso duelo, en el que se enfrentan sus artes mágicas, el combate queda en tablas. Irina se marcha a pie y Judith vuelve con Jasmine y Rodrik que están presenciando el combate justo cuando en la lejanía se oyen sirenas de policía. 

   La tercera noche Paul decide acompañar a la "aspirante" a alimentarse, para lo que eligen un club de carretera. Valiéndose de su persuasión y su habilidad con la Dominación, Judith consigue montarse un trío con un cliente y una de las prostitutas. Se alimenta de la primera y convence al segundo para "terminar en su piso". Mientras están aparcando Judith decide lanzarse a por el humano del cual se alimenta, aunque no llega a matarlo, sólo lo deja inconsciente.

   Justo cuando sale del coche, un hombre vestido de negro le apunta con una pistola y le ordena que se arrodille y ponga las manos sobre la cabeza. Parece que la Inquisición ha detectado a la cainita. En medio de su desesperación, ve como la silueta de Paul se alza por detrás del Inquisidor con una fría sonrisa. Pero justo entonces otro de los hombre aparece y lanza una bomba con un extraño gas que doblega al vampiro. El que apuntaba a Judith se da la vuelta y dispara contra Paul, momento que aprovecha la Tremere para abatirlo por detrás. Juntos reducen al segundo. Paul tiene profundas quemaduras y una fea herida de bala (ultravioleta) en el brazo. Judith lo monta en su coche y lo conduce hasta la mansión, donde el resto hacen lo que pueden por el sacerdote de la manada. 

  A la noche siguiente, Paul, que gracias a su sobrenatural capacidad de regeneración se sobrepone de sus heridas decide llevar a la manada, y a Judith, a cazar al bosque, para entrenar sus capacidades con las bestias, mientras compiten por abatir a la mejor pieza. Judith, valiéndose de su astucia se hace con dos conejos, un zorro y una cierva. La agilidad de Jasmine a penas le da para abatir a un cervatillo. Rodrik, gracias a su forma Zulo se enfrenta con victoria a un oso. Paul hace lo propio con un jabalí. E Irina aparece con cubierta de sangre con la piel de un lobo sobre su cuerpo. 

   Con cierto buen humor por la acción y la sangre los vampiros vuelven al refugio por esa noche."






No hay comentarios:

Publicar un comentario