11 ene. 2013

Un juego de taberna: Poker de dados

¡Hola! Hoy os traigo una entrada ligera para recomendaros un pasatiempo perfecto para practicar en tabernas y hacer más amenos esos ratos cerca de la chimenea: El Poker de dados.

Lo ví por primera vez mientras jugaba al magnífico The Witcher (videojuego basado en las historias de Geralt de Rivia). ¿En qué consiste?



Su planteamiento es muy sencillo, y más si ya habéis jugado al poker de cartas normal.

Cada jugador dispone de cinco dados. Su objetivo es conseguir la combinación más alta (en este caso, si mal no recuerdo, era conseguir escalera de 1, 2, 3, 4 y 5), aunque lo más común es conseguir parejas, dobles parejas, algún trío.

Se hace una primera apuesta y luego se arrojan todos los dados (primero los cinco de un jugador y luego los del otro).

Los resultados de cada jugador se anotan y se colocan fuera del tablero para que no estorben en posteriores lanzamientos.

El tablero de juego, una preciosidad digna de fabricar

Después de que cada jugador haya tirado  sus dados empiezan las apuestas.

Por orden, los jugadores pueden elegir entre pasar; subir o retirarse.  Las dos primeras opciones te permiten volver a tirar uno o varios dados para intentar mejorar tu combinación.

Así si, por ejemplo, en la primera tirada hemos sacado 2,3,5,5,1 podríamos intentar volver a tirar los dados de 2,3 y 1 para buscar una doble pareja, un trío, un full...
 Básicamente en esto consiste el Poker de dados, seguro que me olvido de alguna regla pero creo que con lo que os he dicho basta para jugar unas cuantas rondas.

Como ya he dicho, es perfecto para tabernas ya que es muy fácil de comprender y rápido de jugar. Extremadamente adictivo y más si hay oro de por medio, así que cuidado con posibles aventureros que deciden colgar sus armas para dedicarse a pasarse la crónica jugando con los dados...



Un saludo y buen fin de semana.


No hay comentarios:

Publicar un comentario