19 dic. 2012

El problema de los Cosplays

¡Muy buenos frikidías! 
Hoy quiero comentaros unos pequeños cambios que vamos a introducir en el blog. Como habéis podido notar, el lunes Tsuki no publicó. Esto es debido a que es la última semana de clase, y como supongo que sabréis es el momento de entregar trabajos finales, exposiciones, exámenes y demás. Debido a ello, podría darse el caso del lunes, y que no haya nueva entrada. 
Además, ¡hay otra novedad! Como supongo que ya habréis notado, La Capilla de Adelbert es un blog dedicado al rol, pero queremos ampliar ese espectro. A partir de ahora habrá otros temas que quizá no tengan mucho que ver con el rol, pero que no dejarán de ser geniales (Muijijiji). Habrá reseñas de libros, películas, juegos varios, narraciones, etc. ¡Espero que os guste! Sin más dilación, ¡vamos con mi entrada! 
Hoy dejo un poco el tema "rol", pero sin alejarme mucho (siempre dentro de lo friki). El tema es... (redoble de tambores) COSPLAY. Así es, hoy hablaremos de los disfraces que supongo, todos hemos llevado en algún momento. 
Llegan los carnavales, y con ellos los quebraderos de cabeza: ¿de qué me disfrazo? ¿me conocerán? ¿será fácil de hacer? En mi caso, la segunda pregunta casi siempre suele ser negativa. Al pensar en qué puedo disfrazarme, siempre viene a mi mente un cosplay de algo que me guste. Por norma general, esos cosplays son de cosas que pocos conocen o directamente no conoce nadie. Si, por el contrario, dejara esos disfraces para eventos como el expocomic, etc. no habría problema. 
Sin duda, mi mayor frustración fue cuando intenté darme a conocer como la Princesa Zelda.  ¡Horrible! Ese mismo día, junto a mí, llevaba disfrazado de Link a Iacobus, y resultaba muy incómodo que alguien se acercara a él y le dijera "Anda, vas de Zelda! Y tú, Eva, ¿de qué vas?"... ¡YO IBA DE ZELDA! Pero nadie conoce a Zelda, por lo que asocian a Link con dicho nombre. (¿Es que la gente no sabe que Zelda es un nombre de chica?). 
Pero otros casos se han dado del estilo... Al año siguiente, me disfracé de Sectaria de Cthulhu (con Dios Primigenio incluido).En este caso, no hubo confusiones, porque directamente no me conoció nadie. O por ejemplo, el año que me disfracé de Anna Valerius (la chica protagonista de la película de Van Helsing). Todos conocieron a Van Helsing, pero ¿quién me conoció a mí?  ¿Soy la única a la que le ha pasado esto? ¡QUIERO SABERLO! 
¿Os habéis disfrazado de algo que nadie conocía? ¿Tenéis algún cosplay del que estéis orgullosos? Ser friki tiene sus ventajas, pero a la hora de mostrarse al mundo "normal" (o lo que la gente considera normal) pocos son los que reconocen nuestros gustos. ¿Compartís mi frustración? ¡Hacédmelo saber! ¡Quiero fotos, disfraces, comentarios y confesiones! ¡No me seáis muesos!

PD: Adjunto foto para que veáis que era claramente reconocible como Zelda. 

2 comentarios:

  1. A mi un año me dio por disfrazarme de nigromante. Sencillo. Una túnica negra que podría ser usada perfectamente para sectario, nigromante, bruja o acólito oscuro si me apuras y una peluca. Tan mala pala tuve, y me las apañe a última hora, que no encontre peluca blanca o grisacea y como el presupuesto andaba ajustado me apañe una castaña/pelirroja con tirabuzones.

    Podría haber ido sin ella y decir que era un sectario, pero como me hacía gracia pensar la cara que pondrían unos amigos decidí llevarla. Cuando me preguntaba de que iba, con cara y cierta caricia de la falsa melena les decía: "Soy un nigromante con pelazo".

    El disfraz no es muy friki, pero este tipo de momentos WTF siempre se pueden superar con un poco de cara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se podría hacer una carta de Munchkin con tu cosplay: "Nigromante con pelazo Nv: 15, Mal Rollo: te atrapa con sus rizos, pierdes tu cubrecabezas que es deborado por su pelo"

      Eliminar