27 nov. 2012

Roleros veteranos

Ojalá nos veamos así en unos años.

Tengo 20 años y llevo tres jugando al rol, pero desde que empezamos en esto de La Capilla he sentido curiosidad por los más veteranos.
Supongo que empezasteis a jugar en la adolescencia y no alcanzo a imaginar la cantidad de recuerdos que atesoraréis gracias a él. Ya son muchos los momentos que yo guardo, pero me inquieta pensar que hay gente que en su madurez sigue jugando y encontrando momentos debajo de las piedras para reunirse con unos amigos en torno a unos dados y unas fichas.


Me gusta pensar en mí misma dentro de unos años, cuando ya haya sentado la cabeza, jugando a cualquier cosa con mis amigos de siempre, pero es algo que está tan lejano…
Supongo que muchos “adultos hechos y derechos” mirarán mal a sus iguales que quedan para jugar, ya a su edad, porque claro, el juego es para niños…

Pues podemos decirle con orgullo a esas personas que muchas de nuestras capacidades están más desarrolladas que las suyas precisamente porque jugamos, que somos más felices, que vivimos menos estresados, que disfrutamos de la vida, porque jugamos.
Y, tras este brote de ira, vuelvo a mi observación anterior y… bueno, quiero que me contéis vuestras anécdotas de veteranos, porque yo de mayor quiero ser como vosotros.


PD1: Entrada cortita hoy por los trabajos y exámenes finales, pero espero dar para hablar en los comentarios ;D
PD2: Imagen vilmente robada de la web de La Marca del Este

3 comentarios:

  1. Bueno, yo no soy precisamente veterana (empezamos jugando juntas, y así quiero que sea siempre ^^). Pero puedo decir que yo también quiero ser ya una señora adulta, con hijos correteando por la casa, y la librería del salón llena de manuales.
    Siempre he dicho que si tengo algún hijo verá Bob Esponja como su madre pero, también como su madre, se iniciarán en el rol como lo hice yo (antes, si es posible, que yo empecé un poco tarde), e intentaré de todas las maneras posibles enseñarles a través de la posibilidad de llevar a muchos personajes distintos, a ponerse siempre en la piel del otro.
    Porque he dicho siempre, y siempre diré, que el teatro es una puerta que abrimos para sacar todo lo que no podemos hacer como nosotros mismos. Y para mí, el rol es un teatro en el que el guión no está escrito*

    *Quiero aclarar que esta última frase es obra del gran Iacobus, la cual usó para defender los beneficios del rol en un trabajo de universidad.

    ResponderEliminar
  2. Personalmente yo encuentro mas burla cuando jugaba de crio, entre crios, que ahora en los 30 con gente de 30, o incluso con adultos, han aprendido que hay algo, y que es un hobbie social. Eso si, los que entonces te ponian de puto friki arquetipado, esos muy probablmente sigan despreciandote hoy en dia, los humanos somos así...

    ResponderEliminar
  3. Yo me encuentro igual que Lord Tzimize ya en la treintena y sigue habiendo de todo, gente que lo entiende y gente que no lo entiende pero si antes no me importaba, ahora con unos cuantos años más, me importa mucho menos.
    Con el paso del tiempo puedo decir que mis ganas de jugar al rol siguen intactas, aunque haya habido muchas bajas por el camino, también he ido encontrando nuevas incorporaciones, cumplir años acarrea adquirir también algunas responsabilidades y es más complicado coordinarse, pero si hay ganas de rol se saca tiempo de donde sea¡¡

    ResponderEliminar