6 nov. 2012

Mi primera vez


Hoy me planteo contaros mi primera vez en esto de rolear. De eso, hace ya unos  cuatro o cinco años, si no cuento mal. Siento cierta nostalgia al recordarla y al pensar en cómo mi experiencia ha crecido y mis gustos han cambiado ahora.

Mi primera partida fue de Vampiro: La Mascarada. Recuerdo lo que tardamos en hacer las fichas… ¡un día entero para terminarlas!, y estamos hablando de uno de los sistemas más sencillos de creación de personaje.

Mi primer personaje fue un Tzimisce, que, ahora, viendo la situación con más experiencia, poco o nada tenía que ver con el estereotipo de un vampiro de dicho clan. Era tranquila, bastante extrovertida y pacifista. ¿Sadismo? Ni por asomo. Bien podría haber sido un Toreador o un Ventrue.

Mi elección de clan recuerdo que fue básicamente por las disciplinas, cosa que hoy por hoy no se me ocurre hacer, pero, joder, es que visicitud es mucha visicitud, ¿eh?


Si algo no se me va a olvidar nunca (a pesar de que mi memoria para recordar las crónicas es nula) es el momento en el que empecé a jugar. Yo no sabía cómo funcionaba nada, ni el papel que tenía el narrador, así que comencé con: “Pues estoy yo en mi habitación con mi amante cuando de repente oigo un ruido…”. 
Rápidamente mi máster me paró los pies con un: “No, aquí el que dice lo que pasa y lo que no soy yo”, y claro, toda la acción que tenía planeada en mi mente se fue al traste.

Del transcurso de la crónica, como ya he dicho antes, no recuerdo casi nada. Algunos momentos clave en los que aprendimos a la vez que nuestros vampiros: que al morder hay que lamer la herida para que los humanos no encuentren un muerto  con sospechosas heridas o que al príncipe de la ciudad hay que mostrarle los respetos al llegar a ésta.

Hoy por hoy elijo un clan más por su estereotipo de vampiro que por las disciplinas que tiene. Al ser yo siempre de personajes sociales, mi clan favorito está pasando a ser Toreador, algo impensable antes, pues cuando jugaba estaban algo vetados por prejuicios del máster, aunque tengo que decir que he probado casi todos los clanes.

Creo que en general, nuestro grupo de rol, está más echado hacia Vampiro porque fue lo que nos hizo nacer como roleros, así que yo me incluyo. Una prueba es nuestra camiseta de Vampiro: La Mascarada que en alguna entrada os enseñaremos.

Sin más, me despido ya y os invito a comentar vuestra primera vez como roleros: qué juego fue, cómo salió la partida,… 

11 comentarios:

  1. Te leo y entra nostalgia, me tengo que remontar a 1989 y al Advanced Dungeons & Dragons, 2ª edición que trajo un amigo de EEUU y nuestra 1ra aventura que duro 4 años (todos los sábados en casa de un amigo), fueron los mejores momentos de mi vida, soy un viejo rolero, de eso no cabe duda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si a mí me entra nostalgia, no me imagino la tuya. Qué bonito tiene que ser rememorar los momentos de la juventud en una mesa de rol *-* Ya se los contarás a tu hijo :P

      Eliminar
    2. Mi primera partida: éramos los Caballeros del Zodiaco, yo era el de Andrómeda, teníamos una ficha que consistía en tres ataques y puntos de Vida... Me amputaron las piernas y los brazos y mis amigos que llevaban a rastras para a) usarme a mí como maza, y b) que desencadenara el Séptimo Sentido sobre cualquier enemigo poderoso, suicidándome.

      Un inicio mucho menos glamuroso que el tuyo :P

      Sobre el tuyo, ¿el DJ terminó adoptando la escena contigo y tu amante? Lo digo porque sería toda una torpeza no hacerlo si claramente era lo que querías jugar

      Eliminar
    3. OMG!Cuántos "¡Friki!" te habrás llevado tras contar eso xDD
      Pues a mí me parece un inicio muy épico xDDD
      Sí, me permitió seguir la escena y, efectivamente, hubo un ruido; vino un pesado a dar por saco, que luego resultó ser uno de los malos malosos principales xD

      Eliminar
  2. El mio fue si no recuerdo mal en el dungeon de zanzer, dirigiendo, hará 22 años, pero recordar la partida exacta, imposible. Posiblemente fuese viernes, al salir de clase, por que en aquel momento jugabamos a rol (lo de rol es un decir...) repitiendo mil y una variaciones del jodido dungeon. Antes creo que habia pasado por el hero quest y el ruzada estelar, incluso conatos de atmosfear con mi familia...madre de dios...que bien me ha tratado la edad... :) :) :) :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 22 años, se dice pronto, joder xD En serio, ¡me transmiten nostalgia vuestros recuerdos a mí! xDD
      PD: Seguro que os habéis metido al post pensando cosas raras e.e

      Eliminar
    2. En modo alguno :) Es broma recurrente, no es muy así abrir una entrada simplemente para contar como fué tu primer polvo :) Sobre todo si es un blog rolero y sale una foto de unos dados :)

      Eliminar
  3. Bueno después de esa experiencia de 4 años al D&D, vinieron partidas al Ars Magica, La llamada de Cthulhu, Vampiro, y unos cuantos mas, la pena es que aunque de los 6 amigos que eramos seguimos siendo uña y carne 5 de ellos, ya no tocamos el rol, ahora con 40 tacos somos frikis de los juegos de mesa, de todos los conocidos, aunque alguna vez hablamos de hacer alguna partida de nuevo al rol...es muy difícil por fechas, todos estamos casados, con hijos...etc..joder, me oigo y estoy hecho un carroza de cuidado.

    ResponderEliminar
  4. Yo en esa partida llevaba un Malkavian que fue templario en vida, y que tenía el aspecto de Valle-Inclán, y tenía un loro que hablaba... en fin todo muy surrealista, pero también me trae buenos recuerdos, la lié mucho con él: me puse a trastear con los micros en un concierto ofuscado, hice que un tipo violase a tres de mis compañeras, etc. Ay Brakk, Brakk jaja

    ResponderEliminar
  5. Pfff... mi primera vez en el rol no fue hace mucho, ¡aun estoy un poco verde! xD Empecé en el mundo de la imaginación colectiva hará como un año y medio, con unos compañeros de clase de la universidad, ya experimentados en rol. Siempre me había interesado mucho jugar, y me invitaron a unirme a su grupo para que pudiese probar y ver si me gustaba (¡y cómo no, en él aun sigo!). La primera partida que jugué fue del rol de Star Wars, y qué decir de la desgracia que personaje que hice... escogí una noble, en mi desconocimiento de que nuestro máster en lo último que pensaba al hacer las campañas era en que se hiciera algo que requiriese los atributos sociales. Así, acabé intercambiada a Jabba the hutt por una cónsul a la que teníamos que rescatar, sufriendo vejaciones por los esbirros de Jabba (ya que siempre que intentaba escapar me salían pifias...); hasta que mis compañeros vinieron a rescatarme, pidiéndome como el premio de una épica carrera de vainas, que acabó corriendo a pie hacia la línea de meta (porque habían boikoteado tanto la carrera que acabaron reventando sin querer hasta la nave del que iba a rescatarme xD), mi compañero guerrero contra un sith, mientras mis otros dos compañeros (un explorador y un ewok jedi) les tiraban piedras. Pasaron muchas otras cosas, pero sin duda esta imagen fue magnífica xD
    Desde entonces he probado varios rol, Vampiro La Mascarada (que me gustó en cuanto a los clanes y la creación de pj's sobre todo), D&D (que me encantó por la campaña que nos preparó el máster) y Los mitos de Cthulhu, al que ya he jugado dos campañas distintas, y a pesar de que es, en mi opinión, casi el mejor rol al que he jugado, reconozco que es bastante complicado interpretarlo bien y hacer una campaña que merezca la pena.

    ResponderEliminar