29 jul. 2012

In Dei Nomine

Ego Fray Adelbert dei gratia, para todos quantos esto vieren, sepan del objetivo deste siervo del señor de hacer llegar a los hombres las historias y desventuras de todos aquellos personajes de ingenioso ser con que uno se ha encontrado en las largas noches del transcurrir de mi existencia, desde mi oscuro renacimiento en el año de nuestro señor de mil y doscientos y tres, para que sean temerosos de Dios y huyan del pecado que cada día corrompe más el mundo. Para esta humilde tarea me he servido de la ayuda de cuatro acólitos, que junto a este servidor de Dios relatarán todo lo antes mencionado.

Sin más os insto lectores míos a que recorráis estas letras y aprendáis de ellas, pues eso son los designios del Señor.



En la villa de Daimiel, a tres días de las calendas de Agosto del año de nuestro señor de dos mil y doce.

No hay comentarios:

Publicar un comentario